Actas de la 21 conferencia general de la Unesco, Belgrado -1980

Dale click aqua para leer el texto completo

El texto abajo es un extracto. Para leer lo referente a la Comisión MacBride en la 21a conferencia general de la UNESCO en Belgrado en 1980, dale click en el link o en la imagen abajo. El tema empieza en la página 71.

 

 

Sección 4/19 - Comisión Internacional de Estudio de los Problemas de la Comunicación

Parte I

1. Expresa su agradecimiento al Director General por haber puesto a disposición de la Comisión Internacional de Estudio de los Problemas de la Comunicación los medios necesarios para su funcionamiento;

2. Expresa su agradecimiento y sus felicitaciones al presidente, Sr. Sean MacBride, y a los miembros de la Comisión Internacional de Estudio de los Problemas de la Comunicación por la valiosa labor realizada, la amplitud de miras que han mostrado y los esfuerzos loables que han hecho para alcanzar dentro de los plazos previstos los objetivos que les habían sido asignados;

Parte II

3. Considera que la publicación del informe de la Comisión Internacional de Estudio de los Problemas de la Comunicación es una contribución valiosa al estudio de los problemas de la información y de la comunicación;

4. Reconoce que en este informe se han logrado determinar muchos de los problemas más importantes de la información y de la comunicación, reflejar en gran parte los interrogantes que se plantean al respecto a distintos niveles y establecer ciertas orientaciones para la acción futura que podría emprenderse con miras a encontrar soluciones a breve y largo plazo;

5. Subraya que el debate de que ha sido objeto el informe hasta el momento muestra que la comu- nidad internacional está tomando conciencia del carácter universal de los problemas de la información y de la comunicación y de la creciente interdependencia de los países y de la comunidad de intereses en esta esfera;

6. Espera que este debate se prolongue y profundice con la participación de todos aquellos a quienes se dirigieron las recomendaciones y, en especial, “los gobiernos y las organizaciones interna- cionales, los responsables políticos y los planificadores, los medios de comunicación social y los organismos profesionales, los investigadores, los profesionales de la comunicación, los grupos sociales organizados y también el público en general”, ya que la comunicación tiene formas variadas y abarca amplios sectores en todas las sociedades;

7. Se felicita por las medidas tomadas por el Director General para que el público pueda conocer ampliamente el informe final de la Comisión Internacional de Estudio de los Problemas de la Comunicación;

8. Aprueba los comentarios del Director General sobre el informe final de la Comisión, en especial aquellos donde afirma que algunas conclusiones “podrían aplicarse en lo inmediato mientras que otras exigen medios o estudios para los que deberán preverse plazos más o menos largos”;

9. Considera que el informe y sus recomendaciones constituyen también un valioso estímulo para seguir examinando, investigando y estudiando los problemas de la información y de la comu- nicación en la Secretaría, en los Estados Miembros y en las asociaciones profesionales;

Parte III

10. Invita a los Estados Miembros:

a) a que procedan a una amplia difusión del informe y a que estudien las conclusiones y recomendaciones aprobadas por la Comisión, que merecen retener la atención de todos los Estados Miembros;

b) a que estudien detalladamente el informe final, en particular las recomendaciones que figuran en el mismo, y a que comuniquen al Director General de la Unesco sus comentarios y obser- vaciones sobre dichas recomendaciones dentro de un plazo que le permita utilizarlas eventual- mente para la preparación del segundo plan a plazo medio (1984-1989);

c) a que tomen en consideración las recomendaciones de la Comisión en la elaboración y el fortalecimiento de sus capacidades nacionales en materia de comunicación; y a no perder de vista el hecho de que la diversidad de condiciones sociales, culturales y económicas exige una variedad de soluciones en la definición y establecimiento de políticas y sistemas nacionales, como en la determinación y eliminación de los obstáculos que se oponen al desarrollo de la información y de la comunicación;

d) a que tengan asimismo presente la necesidad esencial de salvaguardar la libertad de opinión, de expresión y de información, de asegurar a los pueblos el acceso más amplio y más democrático posible al funcionamiento de los grandes medios de comunicación; y a incluir la comunicación en toda estrategia del desarrollo como parte integrante de ésta

e) a que favorezcan el desarrollo de las infraestructuras de la comunicación, velando particular- mente por que se regulen de una manera más justa las tarifas de telecomunicaciones, postales y otras, y a que definan, conjuntamente con la Unión Internacional de Telecomunicaciones y demás organismos competentes del sistema de las Naciones Unidas, las condiciones de una utilización más equitativa de los recursos naturales limitados como el espectro electro- magnético y las órbitas geoestacionarias;

Parte IV

11. Invita a los organismos internacionales y regionales, intergubernamentales, no gubernamentales y profesionales interesados:

a) a tomar nota de las recomendaciones aprobadas por la Comisión Internacional de Estudio de los Problemas de la Comunicación y a enviar al Director General sus observaciones y comentarios;

b) a ampliar su cooperación, en especial los pertenecientes al sistema de las Naciones Unidas, para contribuir a resolver los problemas más urgentes de la información y de la comunicación;

Parte V

12. Reafirma que la Unesco, que se mostró particularmente activa dentro del sistema de las Naciones Unidas en las esferas de la información y de la comunicación, desempeña un papel principal en el examen y la solución de los problemas que se plantean en este campo;

13. Invita al Director General a aplicar las sugerencias presentadas en su informe sobre las conclu- siones de la Comisión Internacional de Estudio de los Problemas de la Comunicación, y en particular:

a) a continuar promoviendo, dentro de los límites del programa y del presupuesto ordinarios, la difusión del informe de la Comisión, prestando con este fin ayuda a los países que lo soliciten;

b) a transmitir el informe final y las recomendaciones de la Comisión a las organizaciones inter-gubernamentales y no gubernamentales interesadas, internacionales y regionales, para quepuedan examinar las medidas que podrían poner en práctica;

c) a tomar en consideración, en toda la medida de lo posible, durante la ejecución del programa para 1981-1983, las recomendaciones de la Comisión que puedan ser objeto de una aplicación rapida;

d) a prever, en los próximos programas, la continuación de los estudios sobre aquellos problemas de la comunicación respecto de los cuales no se dispone aún de datos suficientes, o que no han sido objeto de una atención suficiente de la parte de la Comisión, o que merecen ser empren- didos para que sirvan de base a las modalidades de ejecución de las acciones nacionales, regio- nales e internacionales;

e) a examinar de qué manera la Unesco puede prestar su asistencia a los profesionales de la prensa que deseen adquirir un mejor conocimiento de las culturas y de las realidades económicas, políticas y sociales de los diferentes Estados Miembros, celebrando por ejemplo seminarios para los periodistas sobre las culturas, las sociedades y la historia de esos países;

f) a examinar la posibilidad de dar al sector competente del programa el lugar y el estatuto que corresponda a la importancia creciente que tendría este sector a juicio de los Estados Miembros;

g) a tomar en cuenta, en todo lo posible, en la preparación del próximo plan a plazo medio, los comentarios y observaciones de los Estados Miembros, las organizaciones internacionales intergubernamentales y no gubernamentales sobre las conclusiones y recomendaciones de la Comisión Internacional de Estudio de los Problemas de la Comunicación y todas las otras sugerencias que podrían ser formuladas por otras organizaciones profesionales interesadas por los problemas de la comunicación;

h) a emprender o a hacer emprender en particular los estudios y análisis necesarios para la formu- lación de propuestas concretas y prácticas con miras a la instauración del nuevo orden mundial de la información y de la comunicación y a convocar con ese fin una reunión internacional de expertos;

Part VI

14. Considera:

a) que este nuevo orden mundial de la información y de la comunicación podría basarse, entre otras cosas

  • i) la eliminación de los desequilibrios y desigualdades que caracterizan a la situación actual;
  • ii) la eliminación de los efectos negativos de ciertos monopolios, públicos o privados, y de las concentraciones excesivas;
  • iii) la eliminación de las barreras internas y externas que se oponen a una libre circulación a una difusión más amplia y mejor equilibrada de la información y de las ideas;
  • iv) la pluralidad de las fuentes y canales de la información;
  • v) la libertad de prensa y de la información;
  • vi) la libertad de los periodistas y de todos los profesionales de los medios de comunicación, libertad que no se puede desvincular de la responsabilidad;
  • vii) la capacidad de los países en desarrollo de lograr mejorar su propia situación, sobre todo equipándose, formando su personal calificado, mejorando sus infraestructuras y haciendo que sus medios de información y de comunicación sean aptos a responder a sus necesidades y aspiraciones;
  • viii) la voluntad sincera de los países desarrollados de ayudarlos a lograr esos objetivos;
  • ix) el respeto de la identidad cultural y el derecho de cada nación de informar a la opinión pública mundial de sus intereses, aspiraciones y valores sociales y culturales; el respeto del derecho de todos los pueblos a participar en los intercambios internacionales de información sobre la base de la equidad, la justicia y el interés mutuo;
  • xi) el respeto del derecho del público, de los grupos étnicos y sociales, y de los individuos a tener acceso a las fuentes de información y a participar activamente en el proceso de la comunicación;

b) que este nuevo orden mundial de la información y de la comunicación debería basarse en los principios fundamentales del derecho internacional, tal como figuran en la Carta de las Naciones Unidas;

c) que la diversidad en la solución de los problemas de la información y de la comunicación es necesaria ya que las condiciones sociales, políticas, culturales y económicas difieren de un país a otro y, en el seno de un mismo país, de un grupo a otro;

15. Desea que la Unesco manifieste su voluntad, por medio de actividades a corto y a medio plazo, de contribuir al esclarecimiento y a la profundización, y también a la concreción, del concepto de un nuevo orden mundial de la información y de la comunicación.

 

Capture_d’écran_2018-02-20_à_22.38.02.png

Por favor revise su correo electrónico para obtener un enlace para activar su cuenta.